¡¡BIENVENIDO!!                                                   El pasado nos recuerda de donde venimos...                                            pero no debe marcar a donde vamos.

miércoles, 15 de abril de 2015

Reflexión de madre. © Mara Loneliness


Quisiera ser más paciente, tener que vivir menos a prisa. A veces por las "carreras" apresuro a mis pequeños y hasta me enfado porque juegan, se distraen... en fin, se portan como niños (y eso son).

Quisiera ser más paciente y no ponerme histérica cuando las cosas no marchan como había planeado, porque en mi enfado  los reprendo por cosas insignificantes como si fuera lo más importante del mundo, como si ellos tuvieran la culpa que mi despertador no sonara o que el camión no se haya detenido.

Quisiera ser más paciente, no preocuparme tanto por las exigencias de la vida, ser más relajada, tener menos prisa. Quisiera poder jugar con ellos, reir con ellos, no tener que preocuparme porque el tiempo se acabe, o porque haya un lugar urgente al cual llegar.

Quisiera ser más paciente y regañar menos, enfadarme menos, gritar menos; ser más paciente a la hora de explicarles cualquier cosa.

Quisiera ser más paciente, porque aunque reconosco mis errores y sé que exagero, no me gusta la persona que soy en ese momento; cuando caigo en la cuenta de que exageré, me disculpo con ellos, pero quisiera ser más paciente.... y disculparme menos.

.

No hay comentarios: